Ritual para echar a alguien de casa

Vive contigo alguien y deseas echarle: tanto como si es un amigo que se ha quedado más tiempo del que debería, si es un familiar con el que ya no nos llevamos bien, o cualquier otra persona, una mala convivencia puede llevar a importantes conflictos y esto nunca se sabe cómo puede acabar.

Lo primero que debes hacer es intentar zanjar la situación de buenas maneras, hablando con esta persona y haciéndole ver cómo está la situación.

Pero si no te hace caso, es momento de usar un ritual para echar a alguien de casa, como el que te proponemos a continuación. Pero ten cuidado, ya que cuando lo uses no habrá vuelta atrás:

Ingredientes que te harán falta

Lo más probable es que los ingredientes de este ritual para echar a alguien de casa los tengas ya en algún parte de tu cocina, aunque ya te adelantamos que para conseguir un ingrediente vas a tener que salir a la calle:

·Pimienta: Tan solo te hacen falta 10 granos de pimienta.

·Pimentón: Una especia muy común para cocinar.

·Aceite de oliva: Te harán falta 3 cucharadas.

·Papel de plata: El que usamos para envolver los bocadillos y demás elementos de la cocina.

·Vela: Tiene que ser de color rojo o rosa.

·Piedra: Esta piedra tiene que haberse recogido de la calle, y es que no nos vale una que esté ya en casa.

¿Cómo hacer el ritual para echar a alguien de casa?

  1. Coge un mortero e introduce en el mismo los 10 granos de pimienta. Muélelos y mézclalos con el resto de ingredientes (es decir, con el pimentón, el aceite de oliva y con la piedra).
  2. Envuelve la piedra con el papel plateado.
  3. Da 3 golpes con tu mano en ambas caras de la piedra mientras recitas lo siguiente:

Yo (di tu nombre), en nombre de los espíritus protectores del cosmos, haré que (nombre de la persona a la que se desee alejar de la casa), se aleje de mí y de mi hogar para siempre, que no me vuelva a molestar. No quiero hacerle ningún daño, pero sí que quiero evitar que me lo hagan a mí.

  • Entonces enciende la vela y deja que se consuma por si sola.
  • Termina dejando la piedra en un lugar donde le dé el Sol durante unos días.

En una semana la podrás dejar en tu casa y servirá como amuleto para alejar a esa persona.

¡Haz ya tu consulta!