Hechizo para que alguien se vaya lejos

Algunas circunstancias hacen que queramos que una persona se aleje de nosotros, desterrarla para siempre de nuestras vidas. Por ejemplo, si alguien te está acosando, si has tenido algún enfrentamiento verbal o físico, o si siempre tienes algún tipo de problema con alguien, puedes usar un hechizo para que alguien se vaya lejos.

Ahora bien, debes tener presente que este tan solo puede ser el último recurso, y que antes de nada hay que intentar hablar con él o ella para buscar una solución.

Si no te funciona, entonces puedes probar con este hechizo:

¿Qué necesitas para alejar a alguien?

·Enlace magnético: Te hace falta algo relacionado con la persona a la que quieres desterrar de tu vida. Puede ser una prenda, pelo, una fotografía, o algo similar.

·Una caja: En el interior de la misma vamos a colocar 2 espejos.

·Papel y lápiz.

¿Cómo hacer el hechizo para alejar a alguien?

  1. Escribe en el papel el nombre y los apellidos de la persona que quieres desterrar de tu vida. Mientras lo haces, ten en la mente el recuerdo de la cara, lo que te exigirá estar concentrado/a.
  2. En otro trozo de papel vas a escribir una descripción específica sobre lo que quieres que ocurra con el hechizo para que alguien se vaya lejos. Debe ser muy específico. No puedes escribir Quiero que Antonio se vaya, y es que esto se podría malinterpretar de muchas maneras (por ejemplo, puede que se vaya de viaje una semana). En lugar de ello, podemos escribir algo como: Quiero que Antonio se vaya de mi vida para siempre o Quiero que Carlos deje de acosarme durante las clases de matemáticas.
  3. Coge el enlace magnético y tócalo con tus manos. Dedica unos 5 minutos a pensar en la persona a la que le vas a lanzar el hechizo, sin solar el objeto.
  4. Abre la caja con espejos e introduce primero los dos trozos de papel. Después agrega el enlace magnético. La razón de ser de los espejos es reflejar la negatividad de la persona a la que quieres desterrar de tu vida.
  5. Entierra esa caja en un lugar lo más lejos posible de tu casa, dónde no dé el sol, a una profundidad tal que no resulte fácil de encontrar.

Verás como en los siguientes días ocurre algo que le alejará de tu vida para siempre, algo que le impedirá volver a molestarte.

¡Haz ya tu consulta!