Ritual para vender una casa

Vender una casa no es tan fácil como parece, y más teniendo en cuenta como se encuentra ahora mismo el mercado inmobiliario. Y aunque si bien es cierto que ha mejorado en los últimos años, el tiempo de venta de una casa puede extenderse durante algunos meses, incluso este tiempo se podría convertir en años.

Por fortuna, podemos ayudarnos de la magia para inclinar la balanza de la suerte a nuestro favor, y es aquí en donde te proponemos que hagas este ritual para vender una casa que te va a resultar muy útil.

Espera a que sea una noche de luna llena y hazlo.

¿Qué te hace falta para hacer el ritual para vender una casa?

Los ingredientes que te hacen falta son muy sencillos de conseguir, y los puedes encontrar en casi cualquier parte. La gran mayoría ya los tendrás por casa:

·Incienso: No importa el incienso que sea, pudiendo utilizar el que comúnmente utilices para otros hechizos y rituales.

·Manzanas rojas: La cantidad de manzanas rojas que te hacen falta será el mismo número de habitaciones que tenga tu casa.

·Agua bendita: La puedes comprar en tiendas especializadas, o consagrarla tú mismo.

·Vela: No importa el color de la vela, aunque se recomienda el color blanco por relacionarse con la pureza, y eso es lo que necesitamos ahora mismo.

Cómo hacer el ritual para vender una casa

Cuando ya hayas recopilado los ingredientes, puedes empezar con el ritual:

  1. Abre todas las ventanas de la casa.
  2. Coloca una varita de incienso por cada manzana que tengas. Debes colocarlo en el corazón de la misma. Reparte cada una de las manzanas en las habitaciones.
  3. Espera a que se consuma. Una vez que esto haya ocurrido, es momento de cerrar las ventanas.
  4. En la habitación en la que duermes enciende la vela que has reservado para este momento. Mientras lo haces, formula el siguiente hechizo:

Qué la llama de la vela sea capaz de guiar a aquel que se convierta en el comprador de la casa, y que el fuego de la misma pueda absorber cualquier tipo de negatividad que exista aquí y ahora.

  • Termina echando unas pocas gotas de agua bendita en los diferentes rincones de la casa.
  • Espera a que la vela se consuma y ahora debes alejarla de la casa, de la misma manera que lo harás con las manzanas.

Verás como ahora vendes la casa sin problemas.

¡Haz ya tu consulta!