Ritual para encontrar trabajo

Encontrar trabajo es mucho más complicado de lo que nos parece. Aunque el panorama laboral ha mejorado en los últimos años, el tiempo que se tarda en encontrar empleo todavía es demasiado elevado.

Para ayudarte con ello, te hemos preparado este ritual para encontrar trabajo. Es sencillo de hacer y te permite obtener resultados más rápidos de lo que te piensas. Sin más preámbulos, te indicamos como lo debes hacer:

El mejor ritual para encontrar trabajo

¿Qué ingredientes nos hacen falta?

·Una foto: Te hace falta una fotografía tuya que sea lo más reciente posible. Lo más interesante es que sea de carnet, ya que así se verá claramente tu cara.

·3 velas: El color de las velas debe ser verde.

·Trozo de tela: Puede ser cualquier tipo de tela. De lo único de lo que habrá que preocuparse es de que su color sea verde.

·Hilo de coser: Consigue un hilo de coser, también de color verde.

·Hoja de laurel.

·Vaso de agua: Es importante que no sea del grifo; o bien mineral, o bien de manantial.

·Una moneda: Elige una moneda de mayor valor; lo más interesante es que sea de 2€, pero puede ser de 1€, incluso hasta de 0,50€ en el caso de que no tengamos ninguna otra a mano.

Recopila estos ingredientes y podrás seguir leyendo para empezar con el ritual para encontrar trabajo.

¿Cómo encontrar trabajo con un ritual?

  1. Empezamos llenando el vaso con el tipo de agua que hayamos elegido. Llénalo tan solo a la mitad, ya que es importante que no se vuelque en ningún momento (de lo contrario, tendríamos que volver a empezar).
  2. Coloca en el interior la moneda que hayas elegido, así como la hoja de laurel.
  3. Haz un triángulo con las velas verdes, de tal manera que el baricentro del mismo sea el vaso. Enciéndelas.
  4. Las velas tendrán que consumirse durante un tiempo exacto de 21 minutos. Mientras estés esperando este tiempo, di una oración (El Padre Nuestro o una Oración a la Virgen María servirá).
  5. Una vez haya pasado es tiempo, apaga las velas (nunca soplando, si no usando la base de una cucharilla). Saca entonces los 3 objetos del agua.
  6. Con cuidado de no romper la foto, coloca todo encima de la tela de color verde: primero pon la hoja de laurel, después la foto encima y, finalmente, coloca la moneda encima, que será lo que más pese.
  7. Termina cosiendo la tela verde como si fuera una bolsita. Para ello, ayúdate del hilo y de una aguja.

Esta bolsa que has hecho será un amuleto que debes llevar a cualquier parte hasta encontrar el empleo que tanto ansías. No tardarás mucho tiempo en lograr tu objetivo: una vez que lo hayas hecho, no te olvides de agradecérselo a quien se lo habías pedido en tus oraciones (puedes volver a recitar la oración por la noche). Será en ese momento cuando tendrás que deshacer la bolsita y tirar todo el contenido a la basura.

¡Haz ya tu consulta!