Tarot 3 Cartas

La tirada del tarot 3 cartas

El tarot 3 cartas es una tirada general que se utiliza para conocer rápidamente el pasado, presente y futuro del consultante para la pregunta que cuestiona.tarot 3 cartas

 

Esta tirada puede abarcar todo tipo de temas o consultas relacionadas con el amor, el dinero, la salud etc., se puede hacer con todos los arcanos o utilizar únicamente los arcanos menores.

También puede utilizarse el tarot tres cartas como una tirada complementaria de otras más específicas, como por ejemplo, conocer la situación general del consultante para una determinada cuestión y luego echar otra más específica sobre el problema o conflicto que desea despejar.

Baraja del TAROT 3 CARTAS

El modo de barajar las cartas no difiere en absoluto de otras tiradas del tarot, primero se le pide al consultante que baraje el mazo como quiera y luego puede extenderlo boca abajo sobre la mesa para escoger tres cartas al azar o cortarlo por la mitad con la mano izquierda y escoger tres cartas de la mitad del mazo que no haya desechado.

Las formas de barajar y tirar las cartas depende en gran medida de las preferencias del tarotista y no interfieren en la lectura, tan sólo hay que tener en cuenta que para obtener resultados invertidos se deben mezclar las cartas en sentido contrario y en este punto, hay tarotistas que optan por no utilizar esta técnica porque puede aportar resultados confusos, mientras que otros por el contrario, la consideran indispensable para conocer los peligros advertidos por el arcano, pues las cartas invertidas por lo general suelen ofrecer la versión más negativa de su significado, exceptuando las cartas cuyo significado derecho es negativo situado en la mayoría de contextos y la lectura invertida generalme te lo suaviza y le resta influencia de las otras cartas.

El ritual o preparación para la tirada del tarot también es individual dependiendo de las preferencias entre un experto y otros, algunos optan por hacer una lectura tras otra sin volver a componer el mazo, pero la forma correcta o la que recomiendan la mayoría de los expertos sería volver a ordenar las cartas por su numeración para que el consultante las baraje desde el punto cero.

Otros expertos también apuntan a la necesidad de resetear las cartas para borrar la memoria antes de la próxima lectura, lo cual se consigue mediante la purificación de las energías utilizando una vela blanca y la quema de incienso, ambas cosas pueden hacerse juntas o por separado.

En el tarot tres cartas tan sólo se utilizan tres arcanos en toda la baraja y al tratarse de una tirada tan general se le atribuye un significado bastante extenso, teniendo en cuenta todo lo que ese arcano representa y adaptándolo al contexto de la tirada, lo cual implica tiempo, persona, salud, influencias, actitud, advertencia y consejo, que son las áreas de la vida donde los arcanos nos muestran el camino a seguir.

La primera carta seleccionada del tarot tres cartas representa el pasado del consultante, la situación anterior y los orígenes del conflicto que le han conducido hasta su situación actual, las personas cercanas a su entorno e influencias positivas o negativas que hubiesen podido trabajar en su contra.

La segunda carta seleccionada representa el presente actual, como está viviendo el consultante la situación y como se enfrenta al conflicto o la cuestión que está tratando de resolver, e igualmente también refleja todo lo que está trabajando en su favor o en su contra, tales como personas, energías o situaciones favorables o desfavorables.

La tercera y última carta es la del futuro y aquí nos está ofreciendo una panorámica general de como se desenvolverá la situación en el plano actual, que de no ser favorable se deben analizar las circunstancias anteriores representadas por las otras cartas para revertir la situación o cambiar las perspectivas de futuro sin no son positivas.

Cuando en tarot se habla sobre predecir el futuro no se trata de una afirmación categórica imposible de cambiar, de lo que realmente se trata es de una predicción estadística que estima unos resultados acordes con los acontecimientos que imperan en la vida o situación de quien consulta y de la misma manera que podemos cambiarlos o trabajar en ellos para obtener distintos resultados, el futuro tampoco es una excepción y se puede modificar mediante actuaciones calculadas.